La Gran Manila

English version

La formación de la Gran Manila ilustra la clásica tendencia hispánica a la simbiosis con el ambiente, la gente y la cultura de su entorno.

Intramuros abrió sus puertas y se fundió con la población de su entorno. En los finales del XVIII, el concepto de ciudad-ciudadela empieza a abandonarse y se revalorizan los espacios exteriores a Intramuros. Hacia 1814 la población de Intramuros sobrepasa los 8.000 habitantes, mientras que en el exterior alcanza más de 50.000. En 1840 las áreas de la margen derecha del Pasig se han convertido en unos populosos barrios.
Planes defensivos de Intramuros pretenden la demolición de los arrabales para crear una zona despejada: la línea de 1.500 varas. Se traslada Dilao, San Antón y San Miguel, se salva La Ermita y estaba prevista la desaparición de Binondo. En 1863 la gran ciudad aparece en contraposición al concepto inmovilista y tradicional de Intramuros, a través de los trabajos de la Comisión Topográfica y su Plano General de Manila.
Por fin, un Real Decreto establece el derecho de edificar, hermosear y extender los arrabales. El proceso de demolición se paraliza. Sin embargo, el relativo éxito del plan de defensa consiguió que se creara una gran zona verde alrededor de la muralla.
Se crea el Corregimiento y provincia de Manila, formada por 29 pueblos bajo una sola jurisdición, formando la Gran Manila, antecedente de lo que luego ha sido la "Metro Manila Comission".
Se pasó del recinto cerrado y exclusivo de Intramuros a los espacios extensos de áreas circundantes con una población heterogénea. Se estimuló la arquitectura mestiza en piedra y madera, extendiéndose los servicios urbanos.
El venturoso siglo XIX, calificado en Europa como el siglo del progreso, del vapor y del buen tono, tuvo en Filipinas un perceptible y resonante eco.
Luis Merino


Manila y sus barrios. 1884. SHM A finales del siglo XIX ya se habían consolidado la mayor parte de los barrios de Manila y muchos de ellos habían conseguido adquirir una entidad propia. Manila y sus barrios


Plano de Manila Plano de Manila incluido en el tinerario de Manila a Tarlac. Juan Álvarez y Emilio Godínez. Siglo XIX. SGE El abstracto modelo de tablero de ajedrez se adapta a las condiciones de "borde" del emplazamiento siguiendo el modelo urbanístico de la colonización hispana.


Manila: sus arrabales. Siglo XIX. SHM En este plano del siglo XIX se puede apreciar el crecimiento de la ciudad y sus barrios. En el mismo lugar en el siglo XVI sólo existían dos pequeñas poblaciones: Manila, que estaba situada a la orilla izquierda del río Pasig, y Tondo situada en la orilla derecha. Manila: sus arrabales


Manila y los pueblos de extramuros La ciudad de Manila y los pueblos de extramuros en 1842. Antonio de la Yglesia. SHM Los barrios principales de Manila eran Binondo, Tondo, Santa Cruz con la cárcel de Bilibit, San Miguel a orillas del Pasig, Quiapo y Sampaloc con casas de caña y nipa.


Manila y los pueblos circundantes. Mariano de Goicoechea. 1831. SHM La expansión de la ciudad fuera de sus murallas se debió por un lado al propio crecimiento urbano y demográfico, y por otro a la presencia de antiguas iglesias rurales alrededor de las cuales se fueron instalando sucesivos vecinos. Manila y los pueblos circundantes.


La Gran Manila La Gran Manila.


Croquis de Manila y sus arrabales. Emilio Godínez y Juan Álvarez Arenas. Siglo XIX SGE La sistematización de este modelo urbanístico quedará plasmada en la compilación de las Ordenanzas Generales de Descubrimiento y Nueva Población dadas por Felipe II y conocidas por Leyes de Indias. Croquis de Manila y sus arrabales


Proyecto de una cárcel pública Proyecto de una cárcel pública. Emilio Díaz y Armando López Ezquerra. 1857. SHM


El campo santo de Manila, en el pueblo de Paco. Ildefonso Aragón. 1823. AGI El cementerio de Paco fue construido por el Ayuntamiento tras la epidemia de 1820. En su capilla oval, rematada por una cúpula, estaban los panteones de los capitanes generales y de los prelados. El campo santo de Manila


Farola de tres brazos Farola de tres brazos de la casa Lacarrière. Siglo XIX. AHN Para la iluminación del puente de España sobre el río Pasig, se encargó al ingeniero comisionado en Europa José Echeverría el suministro de las farolas.


Proyecto del monumento en memoria de Magallanes. Mediados del siglo XIX. AHN El monumento a Magallanes fue levantado por el gobernador Clavería en 1848 en la escalinata del desembarcadero de viajeros frente a la nueva puerta de Isabel II, que comunicaba Intramuros con el paseo y el puente de España. Proyecto del monumento en memoria de Magallanes


Fachada de la Escuela Superior Acceso a Escuela Superior Normal de Maestras de Manila. BN A comienzos del siglo XIX con el momento de esplendor del comercio y la prosperidad de la ciudad nace una clase social mestiza que lucha por sus derechos.


Paseo de Magallanes. SHM Este paseo de Manila fue el principal lugar de entretenimiento de la sociedad de la segunda mitad del siglo XIX, que alternaba su tiempo de ocio con las actividades que tenían lugar en el cercano casino de recreo. Paseo de Magallanes


Cementerio Exterior del cementerio de Paco. BN Este cementerio se construyó como cementerio General Católico.


Planta, alzado y perfil del salón de Isabel II. F. Cortés. 1844. SHM Para celebrar la mayoría de edad de la Reina, se levantó en el campo de Bagumbayan este edificio de madera y lienzos, y cubierto de palmas sobre cañas a la manera de las casas del país. Salón de Isabel II


Paseo en Manila Proyecto de un paseo en Manila a la salida del revellín de la puerta del Parián. SGE A partir de la revolución de 1868 hubo un proyecto de urbanizar Manila que consistia en la construcción de catorce vías en la zona sur del río y trece en la del norte, lo que, además de dividir la ciudad, serviría de corta fuegos.


Índice General
inicio 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25